El blog de Lauri

Mi mundo, mis cosas, mis películas, mis pensamientos…

El día en que me enamoré… enero 8, 2011

Hace unos meses, me enamoré. Ocurrió por sorpesa. No me lo esperaba. Llevaba ya mucho tiempo sin sentir aquellas emociones, aquellas sensaciones, aquella poesia cinematográfica. No fue un flechazo, los flechazos son cosas de película, y lo que  yo experimenté aquel día fue más alla del simple visionado.

Pero ese furtivo amor plátonico sólo duró dos horas. Y no fue recíproco. Y hoy, sentada en el sofá de mi salón, arropada por la manta más calentita, decido recordarlo. Muchas veces, antes de dormir, pienso e imagino qué hubiese pasado, si lo hubiese elegido. No hay respuesta a esta pregunta. No pretendo encontrar nada. Sólo imaginar, imaginar e imaginar.

Raíles ferroviarios. Diferentes caminos. Se separan, se dividen, se alejan y nunca más se volverán a cruzar. “¿ Por qué narices tuve que decir idiotas?”Nos pasamos la vida corriendo, corriendo detrás de un tren, detrás de un coche, detrás de alguien. Y en definitiva, qué es el amor sino una sucesión de elecciones, sexo y decisiones? ¿Por qué este hombre? ¿Por qué esta mujer?

¿Y por qué narices tuve que decir idiotas? La vida no es más que una serie de elecciones y carreras. Fui elegida por haber sido la más rápida. Así empezó todo. ¿Por qué correr? Porque existe el tiempo y por lo que sabemos, el humo nunca vuelve dentro del cigarro. El tiempo es irreversible y la aguja del reloj nunca marcha hacía atrás, por eso, cuesta elegir.

Algunos lo habréis adivinado. Se trata de Las vidas posibles de Mr. Nobody, una película dirigida por Jaco Van Dormael y protagonizada por el maravilloso Jared Leto que ya nos había parecido espectacular en el 2000 con la película “Requiem for a dream”.

Un niño, un tren, y una elección dificil pero mientras no elijas, todo es posible. Una estética y fotografía impresionante. Un montaje complejo pero brillante. Un proyecto ambicioso que costó mas de 30 millones de euros y tardó más de 8 años en escribirse. Muchos reprocharon la falta de lógica narrativa. No hay ningún hilo por seguir.  ¿Y quién dijo que lo necesitábamos? El cine sirve para innovar, el cine sirve para emocionar.

Van Dormael no convenció. A mí me conquistó.  Dejó a unos perplejos y otros enamorados. ¿Por qué este hombre? ¿Por qué esta mujer? ¿Y por qué esta película? Tal vez esté escrito en nuestros genes…

 

3 Responses to “El día en que me enamoré…”

  1. Juancar Says:

    Hola de nuevo. El no haber visto esta peli hace que empezar a leer el post, impacte y choque un poco, supongo que será el objetivo, pues este está cumplido, al menos conmigo.

    Como sabrás este tipo de películas no están al alcance de las macrosalas de cine, de macroempresas de cine, que absorben a otras macroempresas más pequeñas, perdón por el trabalenguas(me pierdo cuando escribo lo que pienso de forma automática sobre la industria del cine, vamos hacia un grandísimo monopolio), pero no había oido hablar de esta película, intentaré verla.

    Gracias por los post y sigue así.

  2. Jorge Says:

    Solo tengo una cosa que decir: ME ENCANTA COMO ESCRIBES.

  3. Juancar Says:

    Hola de nuevo, gracias a Jesús he podido ver este finde la peli, pero como le dije, hay que verla un par de veces más para entenderla y sacarle todo el jugo que tiene.

    Gracias por descubrirme una peli que no tenia ni idea de ella.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s