El blog de Lauri

Mi mundo, mis cosas, mis películas, mis pensamientos…

Caperucita roja… cuidado con el lobo abril 20, 2011

Hay varias cosas que juré no hacer en toda mi vida: ver Twilight, leerme algun libro de Federico Moccia y escuchar un disco de Justin Bieber. Con el paso del tiempo, entendi que había cosas que debíamos hacer para poder criticar, por mucho que eso nos cueste.

Una tarde en la que me aburría mucho, me atreví a poner la película de Twilight con pocas esperanzas de quedarme despierta. Todas mis expectativas se cumplieron, una vez por lo menos se habrían cumplido. Una chica, dos chicos, un triángulo amoroso. Un vampiro, un hombre-lobo y lucha por un amor imposible. No falla, eso sí que vende.

La nueva película de Catherine Hardwicke sigue la misma linea. ¿Por qué preocuparse por inovar? Cojamos un cuento de toda la vida, añadamos los ingredientes melodramáticos que enloquece a todas las quinceañeras (y por lo visto las veinteañeras no escapan tampoco de los garras del lobo) y ganemos dinero (pero mucho mucho dinero).

Una rubia con ojos azules (para que los hombres fantaseen), un hombre lobo muy guapo (para que las mujeres fantaseen) y un chico muy simpático (porque siempre tiene que haber uno que sea simpático). De hecho, qué raro que no sea pelirrojo… Ése es el que se quedará fuera, obviamente.

El cuento de Caperucita Roja da para hablar. Muchas lecturas son posibles muy lejos del cuento de Charles Perrault. Sin embargo, la versión de Catherine Hardwicke tampoco es original, ya hemos leído y visto todo lo que propone esa nueva película.Caperucita roja es una de esas pelis por las cuales no hay que pagar, ya se conoce el final antes de empezar.

La película, por mucho que se parezca a Twilight no lleva todos los defectos de esta primera. La fotografía es de calidad y hay que aplaudir la banda sonora, muy adecuada al ambiente medieval e inquietante de la película. A pesar de estos detalles, los puntos negativos ganan sobre lo anterior. Previsible, mediocre y muy repetitivo, Catherine Hardwicke conoce los gustos de sus niños, y por supuesto, conseguirá complacerles con esta película. Enhorabuena. Yo me quedo con Perrault 😉

Anuncios
 

Río abril 17, 2011

Han pasado varias semanas desde el último comentario cinematográfico. El poco tiempo para escribir no ha reducido, sin embargo, mi frecuente pasaje por los diversos cines de Madrid. Próxima parada: Rio de Janeiro.

Río es el último trabajo de Blue Sky Studios (Ice Age I, II, III) y del director Carlos Saldanha. Una elección inevitable y ciertamente acertada en una época de reencuentros íntimos con aquellas personas que me acompañaron en mi gran viaje. Samba, sol y playa. Melodías, colores y carnaval. Pongámonos las gafas negras y disfrutemos como en las viejas pelis de Disney.

Río es una nueva propuesta que se instala firmemente entre tanto cine de animación. Caracterizada por un increíble realismo, un humor muy fino y unas canciones que invitan a los pies a moverse. Quién haya estado allí no puede negarse, esto es Brasil, esto es vida.

La película  nos pasea por todos los sitios más emblemáticos de Rio: ruta turística hacía Copacabana, Ipanema, el Corcovado, la catedral metropolitana y también por las peligrosas favelas.  Tópicos que no fallan para mostrar con realismo y cariño la vida carioca.

La parte visual cumple con todas espectativas y más. No hay rincón de la pantalla que no luzca los colores que viste Río. En cuanto a música, nos encontramos con una mezcla cultural realmente interesante: samba brasileña y hip hop americano. El resultado final funciona y agrada.

Un espectáculo visual y sonoro  lleno de ternura para llevar al espectador hacía la emoción y el entretenimiento. No esperaba menos de una película que lleva el nombre de Río. Una propuesta para niños y adultos (y no exclusivo de “familia” como se dice a menudo). Brasil, por muy lejos que te tengo, siempre te recuerdo. Saudades.

 

La chica absurda

Una chica llena de contradicciones. Una chica absurda en un mundo absurdo. Un mundo lleno de contradicciones. Un mundo absurdo en una chica absurda. Frases hechas que rigen el mundo. Un mundo extraño, frío e inglés.

Todos somos parte de este mundo, frío y lleno de contradicciones. Absurdo, sin lógica. Hay algunos rinocerontes entrando por la puerta. Ah! y una cantante calva también, o una profesora rubia, lo que usted prefiera.

Un libro de inglés. Mucha imaginación. Eso es lo que lleva a Eugène Ionesco a escribir esta locura. Rompamos con las normas sociales, las reglas universales y demos a luz a la primera gran obra absurda de siglo XX.

La cantante calva aparece en 1950, de la mano de un autor desconocido, Eugène Ionesco. Poco a poco, es reconocida como la obra maestra del nuevo teatro. Luego llegan La lección (en 1950) y Rinoceronte (1959).

Hablemos todos a la vez, fingiendo renacer a través del otro. Hablemos todos a la vez, sin sentido. Hablemos aunque no quiera escuchar el otro. ¿Absurdo? Más bien un compromiso. Un compromiso  con la sociedad, para denunciar, para negociar y romper. Nuevo y prometedor.

Próximamente, podremos disfrutar de la representación de “La cantatrice chauve”  en el instituto francés de Madrid. Confirmaremos fechas en cuanto se sepa más. Mientras tanto, mientras tanto, os aconsejo que abráis el libro. 😉